Hoy por hoy en Tigre, a la espera de la definición de su posible continuidad, el enganche vive un buen momento tras su regreso a la actividad: Walter Montillo es sin dudas uno de los mejores jugadores del fútbol argentino, donde no logró brillar en San Lorenzo.

“Me hubiera gustado ser ídolo de San Lorenzo, pero siempre me faltó algo para explotar como yo hubiera querido”, sostuvo la Ardilla en diálogo con Super Deportivo Radio para Radio Villa Trinidad.

Asimismo en junio próximo se termina su vínculo con el Matador y por el momento no hay nada definido entre las partes: “Estoy esperando que el presidente me mande la propuesta y cuando la tenga la analizaré y tomaré una decisión”, avisó.

Además en el debe de su carrera quedó el no haber podido jugar en Europa donde reconoció que por la edad “ya no podré hacerlo”. Por último le dedicó este positivo regreso a las canchas a sus hijos, quienes fueron su principal motivación: “Querían que mi nombre resurgiera y le prometí volver porque no me habían visto jugar en Argentina”.