En España se encuentra uno de los mayores focos de contagio del COVID-19 y en los últimos días una gloria del fútbol argentino, Hugo Gatti, dio positivo.

Con 75 años de edad se encuentra internado en una clínica de Madrid y ahora su hijo Lucas intentó llevar tranquilidad asegurando que su condición mejora y que responde al tratamiento.

“Ingresó por un cuadro de neumonía bilateral que se confirmó que es causado por el virus. Entró bastante jodido, pero nos dijeron que está estable. Está mejor de como entró, el tratamiento y la medicación está respondiendo. Estamos esperando que se recupere, que se siga mejorando. Esperamos que termine esta locura”, remarcó Lucas a Infobae.

Sin embargo, Lucas por el momento tampoco tuvo contacto con su padre ya que está en Londres y por las medidas tomadas por el gobierno británico no pudo viajar. “Cerraron todos los aeropuertos y no puedo ir ni a Madrid a ver a mi padre ni regresar a Italia, donde se encuentra mi familia”, contó.