En la mañana de Argentina -mediodía de España-, Antonella Roccuzzo, esposa de Lionel Messi, dio a luz a Ciro, el cuarto quinto integrante de la familia del mejor jugador del mundo.

En un principio, el FC Barcelona alarmó a todos sus hinchas con un tuit sin mucha información, anunciando que La Pulga se bajaba del duelo de hoy ante Málaga -en La Liga que los culés dominan con amplitud- por cuestiones personales. En su lugar, el colombiano Yerry Mina saltó a la consideración del DT Ernesto Valverde.

Lo cierto es que, al rato, Messi compartió una foto en su cuenta de Instagram dando cuenta del gran evento. En ella se ve la pequeña mano del niño, aún en el Hospital USP Dexeus.

Afortunadamente, y según el astro, el parto no sufrió complicaciones y tanto Ciro como Antonella están en perfecto estado.

El nuevo miembro se suma a Thiago, de cinco años, y Mateo, de dos. Y sus padres ya avisaron en varias ocasiones: no detendrán la fábrica hasta tener a su primera niña.