Los millones que vale, que lógicamente exige Paris Saint-Germain, impidieron que Neymar pudiera pegar la vuelta a España. Aunque la información que brindó “AS” lo acerca nuevamente a ser compañero de Lionel Messi: llegó a un acuerdo con la dirigencia para tener las puertas abiertas en caso de que Barcelona reflote las charlas, a cambio de que el 10 demostrara profesionalismo para encarar la temporada.

De momento, a falta de que se reanude la Champions League y con la Ligue 1 finalizada de antemano, disputó 22 partidos y sumó 18 goles. El elenco parisino también es consciente que Kylian Mbappé, la otra gran estrella del plantel, es objeto de deseo en el resto de Europa.

El precio del traspaso del ex Santos podría rondar los 170 millones de euros, cifra que se rebajaría si PSG acepta que en parte de pago a Antoine Griezmann u Ousmane Dembelé. El vínculo de “Ney” expira en 2022 y rechazó una renovación con el club que apostó 222 millones para convertirlo en figura.