La situación deportiva mejora levemente pero, en cuanto a lo económico, los números están al rojo vivo en las oficinas de Avellaneda. Es que hay atraso en el pago de los sueldos y la necesidad latente de generar ingresos se volvió agua en el desierto. En su llegada a México, Pablo Moyano fue tajante: “Venimos a poner la cara”.

El itinerario en aquellas tierras tiene varios objetivos claros: por un lado, acordar la forma de pago del dinero que el “Rojo” le debe a las “Aguilas” por los pases de Silvio Romero y Cecilio Domínguez. De hecho, la FIFA falló a favor del América y el vicepresidente no negó la adversidad. “Vamos a tratar de arreglar asuntos pendientes”, declaró en TVC Deportes.

Por otra parte, habrá reuniones con la gente de Pumas por el caso de Gastón Silva. Vale recordar que la contratación del uruguayo para jugar en la UNAM era un hecho, pero a último momento desembarcó en el Estadio Libertadores de América. Una maniobra irregular que la casa madre del fútbol sentenció con un pago de 450.000 dólares de sanción para el club.

En cuanto a las posibles ventas, comenzó la negociación para vender a Martín Campaña. “Hablaremos también con Cruz Azul porque hay posibilidades de que les interese un jugador. No sólo lo haremos por Campaña sino también por cualquier otro jugador que interese”, deslizó el dirigente.

Por último, se expresó sobre lo que podría abrir una puerta para la posible vuelta de Emmanuel Gigliotti. “Con Toluca tenemos muy buena relación, varios jugadores han pasado a ese club. Nos juntaremos con ellos y si hay algún jugador que interese ver la posibilidad de que sea transferido”, indicó para cerrar.