Se llegó a resolver de palabra, en buenos términos, el futuro de Ezequiel Cerutti luego de la demanda por deuda salarial. Resta acordar plan de pago pero no habrá juicio laboral, aunque deberá buscar nuevo destino, ya sea como venta o préstamo.

El “Pocho”, de 28 años, se encuentra separado del plantel profesional desde la salida de Juan Antonio Pizzi en noviembre del año pasado y desde entonces el club había acumulado un importante atraso por incumplimiento de contrato.

El atacante había fijado plazo hasta esta semana antes de reclamar su libertad de acción, lo que hubiera significado una pérdida de capital para el “Ciclón”.

En las próximas horas se abonará la mitad de la deuda en efectivo y luego se verán los caminos para ponerse al día con el sueldo, en los meses venideros.