El jugador más destacado del fútbol argentino hace dos temporadas, a sus 29 años, quería pegar el salto en lo deportivo y económico. Pero estando tan cómodo en River, en la mejor época del club y con la posibilidad de obtener una mejoría en su vínculo, las partes se sentaron a negociar y las buenas noticias llegaron para Marcelo Gallardo.

La presión del “Muñeco” surtió efecto aunque se hizo esperar, pero el acuerdo será rubricado cuando el volante regrese a Buenos Aires tras la pretemporada en San Martín de los Andes. Tras la venta de Exequiel Palacios hubiese significado perder otro engranaje importante en la conducción.

Además, fue uno de los que más jugó y uno de los goleadores en el 2019 y ya venía con un alto rendimiento a fines del 2018. La idea del DT es armar la zona medular alrededor de su juego, y por eso pidió tanto que no lo vendieran. De este modo, se caen todas las posibilidades de negociaciones por ofrecimiento de 7 millones que hizo el Inter de Porto Alegre de Eduardo Coudet, un fanático confeso de las virtudes de “Nacho”.