En uno de los clásicos del tenis moderno entre dos verdaderos próceres, Rafael Nadal se impuso en sets corridos ante Roger Federer y jugará la final de Roland Garros.

6-3, 6-4 y 6-2 fue el resultado a favor del español, en dos horas y 25 minutos, y ahora espera por el ganador de Djokovic-Thiem.

Poco pudo hacer el suizo ante semejante juego mostrado por su rival, que ganó su 12da semifinal sobre 12 disputadas.

Además, estiró su distancia en el historial ante Federer, al que derrotó en 24 ocasiones y con quien cayó en 15 oportunidades.