En lo que respecta a motivos judiciales, es delicada la situación del delantero. Pero el plano deportivo parece volver a darle una oportunidad luego de reiteradas lesiones y malos tragos en el PSG, club en el que parece no estar a gusto con sus compañeros y la dirigencia. Es que la billetera de Florentino Pérez quiere darle más motivos para sonreír a Zinedine Zidane luego de los primeros tres refuerzos: Luka Jóvic, Ferland Mendy y Eden Hazard.

La jugada para repatriar al ex Barcelona consta de una oferta interesante: 130 millones de euros más el pase de Gareth Bale o James Rodríguez, dos futbolistas que no serán tenidos en cuenta por el francés para la próxima temporada. Claramente, el club culé también sueña con que inicie un segundo ciclo y, según Globoesporte, Luís Suárez y Lionel Messi aprobaron su regreso para volver a conformar el tridente de ataque. En este caso, la propuesta sería de 100 millones y el préstamo de tres de sus figuras: Iván Rakitic, Samuel Umtiti y Ousmane Dembelé.

“Quiero jugadores dispuestos a dar todo para defender el honor de la camiseta y unirse al proyecto del club. Aquellos que no quieran o no entiendan, lo hablamos. Nadie lo obligó a firmar aquí. Nadie lo empujó. Él vino a sabiendas para unirse a un proyecto”, declaró a la revista France Football el dueño y presidente del PSG, Nasser al Khelaïfi, hace pocos días. Parece quedarle poco tiempo a Ney en París.