El récord perfecto que Usain Bolt ostentaba en su glorioso paso por los Juegos Olímpicos -medallas doradas en las pruebas 100 y 200 metros libres y posta 4×100 en Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016- quedó empañado por el doping positivo de su compañero Nesta Carter en la cita asiática. Sin embargo, con la rapidez que lo acompañó siempre, Bolt cumplió con la obligación del COI y devolvió la presea dorada obtenida con el equipo jamaiquino.

“Al principio estaba decepcionado, por supuesto. Pero son cosas que pasan en la vida. No estoy triste”, remarcó Bolt al diario The Herald Sun ni bien arribó a Australia para tomar parte en la primera competición de su última temporada en la alta competencia.

El sinsabor de boca de la situación dejó con las manos vacías al multicampeón, quebrando el récord perfecto que ostentaba en cada cita olímpica en la que intervino. “Estoy esperando a ver si Nesta apela o qué es lo que hace. Simplemente queda esperar a ver qué sucede. Pero ya devolví mi medalla, así que estoy únicamente enfocado en competir aquí”, afirmó con certeza el hombre más rápido del mundo.

El escándalo estalló la semana pasada cuando el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que nuevos análisis a la muestra de Nesta Carter revelaron la presencia la sustancia prohibida methylhexaneamina, por la cual Bolt, junto a Asafa Powell, Michael Frater y Dwight Thomas, tuvieron que devolver las medallas conquistadas en la prueba por equipos de Pekín 2008.

Y si bien Carter anunció que evalúa recurrir al del Deporte (TAS), en Lausana, Suiza, el corredor de 31 años no tomó una decisión referente al asunto por el cual este hijo del viento se quedó con una menos de sus medallas y ahora quedó por detrás del récord de Carl Lewis de nueve medallas de oro olímpicas.

Por caso, la presencia de Bolt en Australia se debe a que junto a Powell competirán en la primera edición de los Nitro Games, competencia por equipos en la que participarán 24 atletas de todo el mundo y que se extenderá del 4 al 11 de este mes febrero, en el caluroso suelo de Melbourne.