Fueron demasiado Roger Federer y Rafael Nadal para Leonardo Mayer y Juan Ignacio Londero, respectivamente. Ambos cayeron en los octavos de final de Roland Garros por el mismo marcador: 6-2, 6-3 y 6-3.

El español logró su triunfo 90 sobre la tierra batida de Roland Garros contra el argentino que en su debut en un Grand Slam tuvo una actuación destacable.

Mientras que el Yacaré, que venía de dejar en el camino al local Nicolas Mahut en un partidazo de cuatro sets, poco pudo hacer ante el impresionante juego del suizo y se quedó en el camino.