Los festejos de Silvio Romero atraviesan un presente auspicioso, pero en cada mercado de pases los hinchas reclaman refuerzos para volver al primer plano internacional. Uno de los que mejor rindió fue Emmanuel Gigliotti, que abandonó el barco de manera inexplicable durante el ciclo de Ariel Holan. Para colmo, el deseo de seducirlo sigue latente porque Francisco Suinaga, presidente de Toluca, dejó abierta la chance de venderlo en diciembre.

Sin embargo, el propio jugador tomó el micrófono: “Yo no tengo pensado de ninguna manera irme de aquí. He venido con la ilusión de hacer las cosas bien y jamás en mi vida me toco abandonar ni lo voy a hacer ahora. A mí me queda una opción de contrato. Cuando las cosas no salen es cuando uno tiene que poner más ganas y entrenarse más”.

Vale remarcar que el atacante dejó un grato recuerdo en Avellaneda, especialmente por la obtención de la Copa Sudamericana 2017 y por irse como máximo goleador de la última Superliga (compartía el primer puesto de artilleros junto a Lisandro López).

En México hicieron ese sondeo con la intención de intentar un “trueque” con Cecilio Domínguez, quien aún no logró afianzarse. Sin embargo, el paraguayo no está dispuesto a irse y la dirigencia no pretende deshacerse de un nombre que costó mucho conseguir.