A un mes de la consagración argentina en la Copa Davis, para la cual Delpo fue una pieza más que importante, el tenista anunció que no estará en el inicio de la temporada 2017, perdiéndose entre otras cosas la serie ante Italia en febrero. Por ello, y Daniel Orsanic salió a defender tal determinación y llamó a tener memoria.

“Lo que Juan Martín y el resto de los jugadores le han dado al tenis argentino es lo más grande que hay. Si a alguien se le cruza la idea de criticarlo porque no juega una serie, no entiende mucho. Hay que tener mucho cuidado con engancharse en por qué no estaría en una serie en lugar de agradecerle por lo que nos dio”, remarcó el conductor del equipo de Copa Davis. Tras saldar una deuda histórica del deporte argentino, la Albiceleste recibirá a la Azzurra del 3 al 5 de febrero del año próximo.

Hace una semana, en una rueda de prensa, Del Potro había reconocido que: “Para la primera serie falta, pero a la vez no, y va a ser en polvo de ladrillo, que es una superficie que a mí me cuesta. Creo que tampoco los chicos saben qué van a hacer, porque todo es muy reciente. Y si hoy me decís otra vez ir a jugar, y la tensión, digo: «Paremos un poco y disfrutemos lo que tanto nos costó». Cuando estemos un poco más tranquilos y en familia, vamos a elegir nuestro mejor calendario”, remarcó en su momento el número 38 del ranking mundial.

Tras esos dichos, el oriundo de Tandil ratificó su decisión de parar en el comienzo de 2017 para concentrarse en mejorar su físico de cara al exigente año que tendrá por delante, en el que aspira a continuar en el gran nivel de 2016 y asentar nuevamente entre los mejores del escalafón. Así, renunció a Auckland (del 9 al 14/1) y al Abierto de Australia (del 16 al 29/1), además de la cita serie ante los italianos. Por ello, su retorno se espera para el ATP 250 de Delray Beach, entre el 20 y el 26 de febrero.

“Al bajarse de Australia te está mostrando los tiempos que está necesitando para prepararse bien. Lo que le ha dado al país junto con el equipo es lo más grande que se le puede pedir. Si está para jugar, buenísimo, y si no está para jugar, buenísimo también. No es un drama. Repito que lo que ha logrado junto con los demás jugadores es increíble. Todo fan del tenis debe estar agradecido y debe alentarlo en las decisiones que tome. De parte mía, la única palabra que tengo es ‘gracias’”, confesó con sinceridad Orsanic.

Así mientras el entrenador del equipo de Copa Davis evaluará al substituto de Delpo en los certámenes que inauguran el calendario -con presencia en el Australian Open-, el de Tandil se parará con la mente puesta en recuperar su físico para acoplarlo a un tenis que está más vivo que nunca.