Nick Kyrgios nuevamente en el ojo de la tormenta. El tenista australiano fue descalificado este jueves del Masters 1000 de Roma tras lanzar una silla a la pista durante el partido de segunda ronda contra el noruego Casper Ruud.

Kyrgios perdió la cordura cuando iba perdiendo por 2-1 en el tercer set que era decisivo, revoleó su raqueta al suelo con bronca, y después, cuando se fue a sentar, agarró una de las sillas de su lado y la lanzó al medio de la cancha.

De este modo el umpire decidió su descalificación inmediatamente lo que dio a Ruud el pase a los octavos de final, donde chocará ante Juan Martín Del Potro.