El mundo del fútbol vuelve a tener protagonismo por un nuevo accidente vial y que tiene como protagonista a Gonzalo Goñi. Luego del episodio que tuvo a otro futbolista como Nahuel Zárate en la General Paz, ahora se sumó este hecho policial que se dio en la ciudad de Carlos Casares.

Este accidente automovilístico sucedió en la madrugada del domingo y allí el defensor, quien manejaba un Volkswagen Fox blanco, en una maniobra se subió a la vereda, para luego chocar contra un canasto y estrellarse con una casa. Para suerte de todos no hubo heridos, solamente el juvenil sufrió golpes en las piernas y terminó con muletas.

El jugador de Boca Juniors que se encuentra a préstamo en Agropecuario de Carlos Casares dio su testimonio e indicó que la maniobra fue realizada para esquivar un perro. Sin embargo, al momento de realizar el test de alcoholemia, los resultados arrojaron 1.34 de alcohol en sangre, llegando al triple de lo permitido por la ley.