Ningún hincha de River borrará de su mente lo que significó el 9 de diciembre de 2018 ganar la Copa Libertadores ante Boca, el rival de toda la vida, en una final inedita en Madrid. Lucas Pratto, figura excluyente de la serie con dos goles (uno en cada partido), aun no es consciente de lo que logró.

“Pasaron casi nueve meses y todavía no nos damos cuenta. Creo que va a ser recordado para toda la vida. Fue mi mayor logro deportivo. Cuando nos retiremos o pase un poco más de tiempo vamos a ver bien el valor que tiene”, dijo el Oso en una nota que le dio a la página oficial de la Copa Libertadores.

Además, afirmó que se queda con el gol que hizo en La Bombonera. “Es por el estadio, porque recién nos habían convertido en la jugada anterior y por el valor que tuvo en nuestra cabeza”.  Y agregó: “Estábamos jugando muchísimo mejor que el rival. De hecho, empatamos y debimos habernos ido con dos goles arriba”.