El mundial no es ningún parate y/o impedimento para los equipos a la hora de realizar fichajes; el mercado de pases se mueve con normalidad y los jugadores definen sus futuros. Uno de esos casos es el del mediocampista de Brasil: Paulinho.

El volante mixto se ha planteado cambiar de aires debido a un millonario ofrecimiento de su ex equipo, el Guangzhou Evergrande. Si bien, en el 2017 había resignado dinero para cumplir su sueño de jugar en el Barcelona  -cobraba 7 millones y bajó a 5,5-. Al no ser titular indiscutido, habría considerado seriamente volver a China, ya que le propusieron cobrar el doble del monto anterior: 14 millones de euros por temporada.

El conjunto chino desea volver a dominar el fútbol de su país y de Asia, por esta razón quiere contar si o si con su ex figura, que tanto rédito le dio en los dos años que jugó allí. En los próximos días, Paulinho analizará a fondo dicho ofrecimiento y le comunicará su decisión tanto a los dirigentes del Guangzhou como a los del Barcelona.