En el horizonte aparece Racing, pero la mira apunta a la sed de desquite contra el Millonario, que tiene la serie 2-0 a su favor y deberá visitar el estadio Alberto J. Armando antes de conocer su suerte. Las críticas por el planteo y las declaraciones quedaron atrás, si es que las hubo, dado que Gustavo Alfaro tacha los días para reivindicarse. En ello, capitalizó estos días de descanso por fecha FIFA para hacer todo lo contrario: ensayar variantes con el plantel.

Lo normal, lo de siempre, pero con un agregado épico. Tras entrenarse en el Complejo Pedro Pompilio, los jugadores permanecerán concentrados en el Hotel Madero, donde descansan antes de cada partido. La idea es tenerlos compenetrados para el sábado 19 de octubre, ante la Academia por la fecha 10 de la Superliga; y mirar de reojo el nuevo Superclásico contra River, el 22 de este mes en casa.

Entre las novedades destacadas, se aguarda por la evolución de Ramón Ábila, quien sintió una molestia en el sóleo derecho el fin de semana pasado, sumado a que tuvo un percance personal en las últimas horas (amenazaron a su familia). Entre las variantes, el dilema es pulir el once inicial ya que Julio Buffarini fue expulsado ante Defensa y Justicia y no estará disponible contra Racing; en tanto que Nicolás Capaldo (esguince de tobillo) vio la roja en el Monumental y será baja en la segunda semifinal.