Parecen palabras de un barrabrava, pero no. Pertenecen a Luiz Eduardo Baptista, vicepresidente de Relaciones Externas de Flamengo, quien reveló en un programa partidario que estudió la posibilidad de contratar un sicario para matar a Lucas Pratto.

“Recuerdo una declaración: ‘Son amables, me caí y Diego (Ribas) me levantó. No son coperos en Libertadores’. Dije, voy a contratar a un tipo para dispararle a este hijo de puta …, pero tal vez termine en la cárcel. Diego fue amable, dijo que Diego era un imbécil, que no podía ganar Libertadores”, indicó visiblemente enojado.

Enseguida sacó chapa de la última conquista internacional, en la que el “Fla” le arrebató la corona a River en la final disputada en Lima: “Tal vez trabajo duro y cambio la vergüenza de los que están en Flamengo, contratar a un tipo que está enojado por perder. Hoy existe una alineación entre los directivos y el plantel. Entonces funciona y tenemos suerte”.

El choque al que hizo referencia fue el disputado en la fase de grupos de la edición 2018, cuando ambos empataron 2-2 en el Maracaná en el debut.