El capitán de Barcelona agigantó su figura no solo por otra excelsa resolución de cara al arco, sino por el festejo dedicado al máximo exponente argentino a nivel deportivo. Sin embargo, las autoridades que regulan el fútbol en España no se lo tomaron para nada a la liviana y sorprendieron con 600 euros de sanción por haber exhibido la camiseta de Newell’s Old Boys.

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol resolvió, además, que Barcelona abone 180 euros por tratarse de un jugador de su plantel. Como si fuera poco, rechazaron el pedido de anular la tarjeta amarilla que le mostró el árbitro Antonio Mateu Lahoz por quitarse la camiseta en el 4-0 ante Osasuna.

En el acta, el Comité de Competición aclara que “aun siendo evidente el motivo loable de quitarse la camiseta, en homenaje al fallecimiento de Diego Armando Maradona, (…) lo cierto es que el artículo 91 del vigente Código Disciplinario no establece ningún motivo de exención de responsabilidad” y por eso “es objeto de sanción”.