Luego de abandonar el duelo ante Kei Nishikori por la primera ronda del US Open debido a una lesión en la zona abdominal, el tenista argentino Marco Trungelliti se refirió a los casos la corrupción denunciados por él mismo en 2018, en los que bandas de apostadores sobornan a deportistas para que pierdan sus partidos.

“Prefiero estar muerto 20 mil veces antes que estar de parte de todos esos actos de corrupción”, aseguró Trungelliti quien presentó una denuncia frente a la Unidad de Integridad del Tenis (ITU) en 2018, lo cual le valió el desprecio de otros tenistas.

“Si no se dicen las cosas, si no nos paramos y terminamos de aceptar que esto está lleno de corrupción y que a las cosas se las ataca para poder mejorarlas, será un desastre”, continuó el argentino.

Con respecto al partido ante el japonés, admitió: “No me sentía bien claramente y menos para jugar un partido de tenis y forzar al máximo. Romperme 10 veces más no tiene sentido”, sentenció.