Tras despedirse de Atlético de Madrid, luego de casi una década como ayudante de Diego Simeone, el camino como entrenador comienza a abrirse para Germán Burgos.

El Mono, si bien es consciente de todo lo que debe recorrer en el medio, ya imagina un futuro soñado. Claro está que el mismo se desarrolla sentado en el banco de River, donde hoy es amo y señor Marcelo Gallardo.

“Primero dirigiré en España y después, algún día, si se presenta la oportunidad lo haré en River”, aclaró Burgos en charla con el programa radial La Voz del Estadio que se emite por la 90.5 Radio Éter.

El nacido en Mar del Plata está identificado con el equipo de Núñez, donde jugó entre 1994 y 1999, alzando cuatro torneos locales, la Copa Libertadores 1996 y la Supercopa Sudamericana 1997. Por ello remarcó que nunca dirigirá a “Boca, por mis sentidos de pertenencia ya que de hacerlo estaría faltando a mi palabra”.

En ese sentido también remarcó que tampoco tomaría las riendas de “Real Madrid y Barcelona”, luego de vivir una grata experiencia en Atlético Madrid entre 2001 hasta su retiro en 2004.

Por último, el Mono avisó que su estilo de juego estará influenciado por Marcelo Bielsa, con quien coincidió en la Selección Nacional: “Como dijo Bielsa, lo único que no negocio es que no se corra. Después, un Román Riquelme podía jugar en cualquier equipo del planeta, pero como hizo Carlos Bilardo con Diego Maradona, había que armarle un equipo a su alrededor para que ellos corran menos, como pasaba con Enzo Francescoli en River”.