Con el visto bueno de la nueva dirigencia xeneize, que el lunes entrará en funciones, Miguel Ángel Russo pica en punta para ser el próximo entrenador de Boca.

En las últimas horas Jorge Bermúdez, hombre que estaría a un paso de sumarse a la vida institucional del club de La Ribera, reveló que el DT tiene el “perfil” ideal para el cargo.

El propio Miguel Ángel Russo participó en el Congreso Anual del Grupo Ekipo para futuros entrenadores, en Funes, localidad a 30 kilómetros de Rosario. “En cualquier extremo o situación de la vida o de gustos, a mí me gusta el fútbol, lo hago con amor”, admitió el DT.

Con respecto a la enfermedad que logró superar, Russo resaltó que la esperanza y el optimismo lo sacó adelante: “Me tocó una enfermedad y la desarrollé con amor, con todos los que me rodeaban. Creo que es una forma de vida, una esencia de vida. Muchísima gente alrededor mío me ayudó”.

Por último, consultado sobre el tema Boca y el posible vínculo que podría rubricar para vivir su segundo ciclo en el club, Russo eligió no brindar detalles ni mayores precisiones.