Todo plantel que levanta un título debe mantener la estructura o, en el peor de los casos, reforzarse aún más para seguir siendo competitivo. Racing no quiere pasar sobresaltos con lo que viene y por eso el cuerpo técnico le echó el ojo a un objetivo: David Barbona.

“Obviamente tengo todas las ganas de ir a Racing, es un terrible club. Mi representante está laburando lo mío”, aseguró el nacido en Nueva Chicago y con un paso por Estudiantes.

Hace poco cumplió un centenar de partidos en Atlético Tucumán y el club no esquiva su salida, aunque quiere incluir al menos dos jugadores en forma de pago. De concretarse, la operación rondaría los 2.000.000 de dólares por el 50% del pase.