El campeón asomó tambaleando en la nueva edición de la Superliga, con derrotas y empates inéditos. Sin embargo, Eduardo Coudet encontró aire en las victorias contra Godoy Cruz y Gimnasia, aunque la idea de mejorar aún más el equipo es un tópico permanente. Sin desafíos en el exterior durante lo que resta del semestre, el gran objetivo es llegar embalado a la Copa Libertadores 2020.

¿Quién es el primer apuntado? Un arquero: Sergio Romero. Sí, el ex arquero de la Selección Argentina no tiene continuidad en el Manchester United y no ve con malos ojos pegar la vuelta al club que lo formó. Es suplente de David De Gea, que acaba de renovar por tres años más y la competencia se hace inalcanzable bajo los tres palos del gigante inglés. Incluso en los últimos días, en el predio “Tita Mattiussi”, donde las inferiores concentran y afrontan sus compromisos, se rindió un homenaje hacia el misionero al ponerle el nombre “’Chiquito’ Romero” a la habitación número 1 de la pensión, un gesto que conmovió al héroe durante el Mundial de Brasil 2014.

Ante este panorama, la incógnita es qué pasará con Gabriel Arias, el arquero argentino que ataja para la Selección de Chile y que se convirtió en una pieza fundamental en el equipo del “Chacho”. Lo más probable es que emigre al exterior si aparecen ofertas concretas. Otros nombres que entusiasman a la dirigencia son los de Maximiliano Moralez y Gabriel Mercado, en la MLS y Catar, respectivamente, pero todavía nadie levantó el teléfono.