En Brasil esperan por la llegada de Eduardo Coudet, quien no seguirá al frente del campeón de la Superliga. Más allá de las intenciones de Diego Milito por tentar a Jorge Sampaoli (negocia con Palmeiras tras renunciar en Santos), apareció Sebastián Beccacece como el predilecto de los dirigentes.

Incluso antes de que el ex Defensa y Justicia agarrara el mando en Independiente, era del gusto de la “Academia”. El interés no se diluyó ni un poco, sino que todo lo contrario. Ahora parece loable la posibilidad de tenerlo en el banco y las charlas entre las partes así lo avalan.