Había firmado a comienzos de este mes, pero debió volver a Paraguay para entrar al quirófano y todavía no recibió el alta. Sin embargo fue despedido este viernes para sorpresa de todos. Los últimos tres partidos, que terminaron en derrota, fueron dirigidos por su hijo Emiliano.

“Botafogo informa que el entrenador Ramón Díaz y su equipo no seguirán en el club. Lamentablemente, debido a la salud del entrenador argentino, recién podría volver a Brasil el próximo 7 de diciembre y el club no puede esperar más. Botafogo confía en que la salud (…) puede mejorar con todas sus fuerzas y le agradece a él y a sus asistentes Emiliano Díaz, Osmar Ferreyra, Jorge Pidal, Damián Paz y Juan Nicolás Rommannazi su tiempo en el club”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ramon Diaz (@ramondiaz_dt)

La institución está penúltima con 20 unidades, a cuatro del colista Goiás. Eduardo Barroca será su reemplazante en el banco de suplentes después de un período de logros en las divisiones juveniles y una temporada en el equipo profesional. Estuvo casi seis meses como entrenador en 2019 y sumó 10 victorias, tres empates y 14 derrotas con un 41% de efectividad.