Pese a que aun el conflicto social que envuelve hace varios días a Chile continúan, y que incluso le costaron la baja de la sede a Santiago de la final de Copa Libertadores, el próximo 15 de noviembre volverá la actividad oficial del torneo local.

A pesar de este anuncio, la ANFP aclaró que el calendario está sujeto a modificaciones por las condiciones de seguridad propias de cada ciudad del país. Por lo que podría volver a suspenderse o a cambiar algunas de las sedes.

El campeonato, que lidera Universidad Católica con chances claras de ser campeón en la reanudación, lleva ya tres semanas sin disputarse.