Hace un par de semanas, cuando se encontró el cuerpo de Emiliano Sala en el aeronave Piper Malibu, se tomó la decisión de no buscar al piloto David Ibbotson. Finalmente, la familia movió cielo y tierra y logró juntar dinero para continuar con la búsqueda de manera privada.

A través del sitio GoFundMe, similar a la que empleó la familia del argentino, con donaciones de futbolistas, se recaudaron casi 240 mil libras para reiniciar la búsqueda de Ibbotson.

“Comenzará con suerte a partir de la próxima semana. Estamos esperando la confirmación de las fechas para actualizarlos a todos”, escribieron en el sitio que aún sigue en funcionamiento, porque la meta es llegar a los 391 mil dólares.

Estamos organizando las búsquedas de helicópteros en las áreas costeras que comenzarán mucho antes que la inmersión profunda. Esta búsqueda será técnicamente muy diferente bajo el agua que la de la aeronave Piper Malibu”, comentó David Mearns, quien llevará a cabo la tarea.