Este viernes al mediodía, Diego Maradona y Claudio Tapia compartieron un asado en el predio que tiene Gimnasia en Estancia Chica.

Desde que Diego arribó al Lobo, tuvo palabras elogiosas hacia el presidente de AFA, a quien había criticado meses atrás por su gestión al frente del fútbol argentino.

“Esto me parece que puede ser un punto de partida. Con Tapia no tengo problema y estoy dispuesto a hablar con él. Quiero abrirle la puerta ahora que soy parte del fútbol argentino”, dijo al asumir.

Con la presencia de Gabriel Pellegrino, pte de Gimnasia, este asado de bienvenida pareciera ser el primer paso para una reconciliación definitiva.