Dijo basta. El capitán disparó por todos lados acusaciones respecto al malestar institucional que vive Independiente y la espinosa situación en la que se ve envuelto el plantel. “Hoy la realidad es que la relación está desgastada. Nosotros no sé si somos los responsables, pero está planteada así y considero difícil que siga en el club por un montón de factores que han pasado”, comenzó.

Para trazar la diferencia entre las declaraciones de la Comisión Directiva y los players, fue categórico al asegurar que su idea es seguir defendiendo los colores del club: “Una cosa es decir que los jugadores se quieren ir y otra muy distinta es decir que el club no quiere que continúen esos jugadores. Yo no sé en dónde voy a estar mejor que en Independiente, siendo goleador, capitán, referente y querido por la gente. ¿No serán ellos los que no me quieren?”

Consciente de que su rendimiento comenzó por debajo de las expectativas hasta convertirse en figura entre los titulares, se refirió a la reacción de los dirigentes. “Al principio estaba en deuda en la cancha y era difícil hacer un reclamo sobre la deuda que tenían conmigo. Después vino un título internacional, goles en Copa Libertadores, capitanía, ser goleador en el fútbol argentino y la situación no cambia. Conmigo se han manejado siempre así. Ahora con la pandemia los entiendo, pero antes no. Tuve la posibilidad de romper el contrato e irme libre; pero tengo palabra y volví a firmar otro arreglo“, agregó.

En su cabeza no aparece la posibilidad de abandonar el barco, aunque es un veredicto que por el momento no puede decidir. “Todos apostaron por mí, pero ahora la realidad es otra. Estoy dolido porque es un club que me ha dado mucho. No sé si voy a poder continuar. Yo me quiero quedar, futbolísticamente estoy en uno de mis mejores momentos. ¿A dónde me voy a querer ir? Son ellos los que no quieren que siga. Estoy dolido porque sé que se acerca un final de ciclo”, subrayó apesadumbrado.

En cuanto a los sondeos que asoman en el horizonte, no ocultó que “está dando vueltas la posibilidad de Atlético Mineiro. Haciendo referencias a lo que firmé, mi intención es que no haya intermediarios y yo pueda elegir a dónde ir. Me desgastó mucho y me cansó que para traerme a mí de América, un representante que no conozco tuvo que meter a otro jugador (Gonzalo Verón). No quiero que haya intermediarios, quiero que las cosas sean claras. No estoy en condiciones de descartar ninguna posibilidad. Estoy dispuesto a conversar con el club que sea, siempre y cuando se mantenga el respeto a Independiente. Ya no podemos evitar la realidad”, cerró.