El deporte se hizo eco de la revuelta social que vive Estados Unidos por la violencia del aparato estatal enfocada sobre la población negra. En este sentido el exjugador de Huracán, Alejandro Romero Gamarra, quien milita en New York Red Bulls, relató cómo vive estos días marcados por protestas.

“Es un duro momento para todo el país. Los jugadores se pusieron de acuerdo para cancelar todos los partidos. Hay muchos que no quieren jugar en lo que queda de la temporada. Esperemos que esto sirva para cambiar algo de una vez por todas. Esto es duro, la gente sufre”, remarcó el zurdo.

El endurecimiento de la situación genera temores y el exjugador de Huracán detalló el padecimiento de salir a la calle: “Hace unas semanas había toque de queda y si no estabas en tu casa la policía te podía llevar. A mí me daba miedo salir a la calle. Ahora todo se volvió peor. Se escuchan las protestas, los ruidos de la policía y las ambulancias toda la noche”, cerró.