El mundo sigue sorprendido por lo inexplicable de ambas semifinales de Champions League, que pusieron a Liverpool y Tottenham en la final. Los de Merseyside doblegaron a Barcelona con un 4-0 inobjetable, que un gloria como Ronaldo intentó explicar.

“Cuando un equipo entra bastante más motivado, con una intensidad que se nota dentro del campo mucho más grande que la del rival, puede pasar. El fútbol es increíble porque no se puede prever”, remarcó el Fenómeno en una conferencia organizada por un auspiciante de cara a la final que se disputará el 1 de junio en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

Además, quien supo brillar en Barcelona durante su estadía a fines de los años ’90, ponderó la influencia de Lionel Messi en la serie pese a que no resultó suficiente: “La intensidad del Liverpool no fue una sorpresa para el Barcelona pero le faltó igual un poco de suerte. La ida fue un partidazo del Barcelona con una actuación de gala de Messi pero en la vuelta el Liverpool se comió al Barcelona en intensidad, ganas y puntería”.

Asimismo el otrora bicampeón y goleador de las Copas del Mundo con su seleccionado remarcó que la prensa trata diferente al diez rosarino ante una derrota inapelable como la del martes pasado: “En el Barcelona tienen un equipazo, cuentan con el mejor jugador del mundo que es Messi. El otro día oí que cuando pierden lo hacen Valverde, Coutinho… pero no Messi. Y cuando ganan, gana el Barcelona de Messi. Es una injusticia tremenda con todos los jugadores y el cuerpo técnico”, cerró.