El emocionante 2-2 entre el Decano y la Lepra de hace una semana atrás dejó una incidencia que no pasó desapercibida.

Sobre el tiempo cumplido, en el duelo válido por la 16° fecha de la Superliga, y luego de un balón largo sobre el área local el zaguero Yonathan Cabral y el delantero Rodrigo Salinas se pelearon a los manotazos.

Por eso el árbitro Pablo Echavarría decidió expulsar a ambos de manera inmediata, aunque el castigo no terminó allí. Ahora el Tribunal de Disciplina decidió aplicarle dos jornadas sin actividad a cada uno como consecuencia de ver la roja directa.