Bastaron unas palabras para que el Tribunal Superior de Justicia Deportiva revea la sanción a Jorge Sampaoli, expulsado el 24 de abril en el encuentro ante Vasco da Gama por la Copa de Brasil.

El ex DT de la Selección Argentina invadió el campo de juego e insultó a los árbitros, pero luego declaró sin tapujos que llamó “hijo de p…” al juez del encuentro, lo que fue tomado como un gesto de sinceridad. ¿El desenlace? De recibir seis fechas de suspensión, solamente deberá cumplir una.

“Primero, es mi característica como entrenador, soy una persona que se mueve mucho. Reclamo mucho a mis jugadores y acabo saliendo del área. Estoy empezando mi carrera en Brasil y estoy tratando de buscar un punto de equilibrio en la relación”, le confió el casildense a Globo Esporte.

Por ende se perderá el primer partido que da inicio a los Octavos de final, en donde el “Peixe” se enfrentará contra el Atlético Mineiro, el próximo 15 de mayo en Belo Horizonte.