A Boca le puede costar mucho más cara la derrota de anoche en el Monumental, ya que tanto Carlos Tevez y Mauro Zárate pueden sufrir sanciones por “incitar al desorden” luego del partido.

En el caso del Apache, jugó su mano derecha cerrada sobre su palma izquierda, lo que podría entenderse como un “pago” a los árbitros, a quienes varios jugadores del Xeneize acusaron de imparciales, mientras que el exVélez hizo una seña a los hinchas de River tratándolos de equipo chico.

Ante estos hechos, la fiscal Andrade consideró que habían incitado al desorden y ayer, tras el partido, dos policías se acercaron al vestuario visitante para proceder con el acta. En los próximos días, tanto Tevez como Zárate podrían ser citados a declarar. Por dichos actos, la ley indica, de acuerdo al ART 103, que ambos pueden ser sancionados con una multa de $200 a $1000.