Peque solicitó la intervención de la ATP luego de quedar eliminado del certamen en Bélgica, al recibir mensajes intimidatorios en la red social Instagram.

El formado en Náutico Hacoaj era el tercer favorito pero no pudo hacerle frente ante el rumano Marius Copil y cayó por 6-4, 5-7 y 7-6 (7), siendo Guido Pella el único argentino que sigue con vida en Amberes.

Mientras espera una resolución a la situación el Peque se prepara para el ATP 500 de Viena, donde se presentará la próxima semana.