A los 39 años, Luis Scola sigue brillando como si el paso del tiempo no le afectara. Con 28 puntos y trece rebotes ante Francia, no son pocos los que creen que debería ser el MVP del Mundial de China. Luego del pase a la final, el capitán expresó su felicidad por este momento.

“Realmente es una muy buena victoria, aseguramos la medalla. Esto es difícil de superar, pero todavía tenemos chances. Uno puede pronosticar cosas y después pueden pasar o no. Lo dije mucho antes: este equipo tiene cosas de esa Generación Dorada”, dijo.

Su futuro tras la Copa del Mundo es una incógnita aunque todos quieren verlo en los JJOO Tokio 2020. Respecto de esto, Luifa manifestó. “El domingo juego, eso es lo único que puedo prometer. El lunes no sé qué pasará”. Con dos medallas olímpicas en su haber, habrá que esperar si el próximo año buscará la tercera.