El cuerpo técnico está en los detalles y por eso decidió llegar con tiempo a Brasil para acostumbrarse a los factores que inciden en el juego. Lejos de llegar sobre la hora, la delegación llegó este lunes para un día después someterse al primer ensayo. ¿Dónde? En las instalaciones del “Alfredo Gottrardi” que pertenecen al conjunto local, con césped similar al del estadio Arena Da Baixada.

Con sus calzados habituales que mantendrán pese al terreno artificial, los jugadores trataron de tomarle la mano al campo de juego. La pelota viaja muchísimo más rápido a ras del suelo y cada pique suele potenciar la velocidad, algo a tener en cuenta con los pelotazos y pases largos. La alarma se encendió con un pequeño golpe que Javier Pinola sufrió en la rodilla izquierda, pero después siguió como si nada.

De no mediar sorpresas, el once está definido: Armani; Mayada, Martínez Quarta, Pinola, Casco; Fernández, Pérez, De la Cruz, Palacios; Suárez y Pratto. River va por un buen resultado que le permita estar tranquilo de cara a la revancha, el jueves 30 en el Monumental.