A casi dos años de la realización de la Copa del Mundo de 2018 el Kremlin negó este martes que hayan existido sobornos para favorecer la concesión del torneo máximo de la FIFA, respondiendo a la presentación del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

“Hemos visto las informaciones en la prensa. No entendemos de qué se está hablando. Rusia obtuvo el derecho a acoger el Mundial de forma absolutamente legal. Esto no tiene nada que ver con soborno alguno, lo negamos categóricamente”, señaló el portavoz de la Presidencia, Dmitri Peskov, en rueda de prensa.

Además aprovechó la ocasión para aclarar que “Rusia acogió el mejor Mundial en la historia”, un motivo de orgullo para “todo el país”.

La acusación llegó desde el Departamento de Justicia de EEUU, donde este lunes se presentaron acusaciones en el escándalo de corrupción de la FIFA que incluye a exejecutivos de medios de comunicación.

Asimismo, el pliego de acusación aclara que a “varios miembros del comité ejecutivo (de la FIFA) se les ofreció sobornos en relación a sus votos” y cita diversos casos en Conmebol y Concacaf.

“Además, al acusado Jack Warner -expresidente de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) y exvicepresidente de la FIFA- se le prometió y él recibió pagos de sobornos de 5 millones de dólares en total, y a Rafael Salguero -expresidente de la Asociación Guatemalteca de Fútbol (FEDEFUT)- se le prometió un soborno de 1 millón de dólares a cambio de sus votos a favor de que Rusia acogiese el Mundial de 2018”, argumenta el escrito.