Con tan solo 18 años, María Sol Ordás se consagró campeona olímpica en remo. La atleta logró el primer puesto en single scull y le dio a Argentina la primera medalla dorada en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

“Nunca supe que iba adelante”, relató Sol Ordás tras la premiación. Se convirtió en la primera mujer en conseguir un oro en la historia del remo argentino.

Tras ganar todas las etapas del domingo hasta hoy, Ordás, nacida el 24 de septiembre de 2000, logró adjudicarse la medalla dorada con un tiempo de 1′ y 43″, que se convirtió en marca récord en lo personal.

Antes de este lauro, ya había dado muestras de lo que podía lograr: fue campeona sudamericana, panamericana junior y Sub 23, y recientemente viene de ser subcampeona del mundo en el Mundial Junior de Remo, que se llevó a cabo en República Checa en Agosto.

Es la tercera medalla que logra la delegación Argentina, luego de la plateada de Delfina Pignatello en natación, y el bronce conseguido por Felipe Modarelli y Tomás Herrera, también en remo.