Luego del parate por fecha FIFA, Barcelona se prepara para disputar una nueva jornada de la Liga de España. Este sábado, el equipo culé visitará a Leganés y buscará mantener la punta del certamen. En la previa del encuentro, Luis Suárez brindó una entrevista al diario Sport y se refirió a sus números en el equipo español: “Hablan por si solos. Es normal que hay momentos que pasas por momentos complicados, pero creo que son elogios y estadísticas de las que me siento muy orgulloso”, manifestó.

Sobre la adaptación de Antoine Grizmann en el equipo culé, expresó: “Lo tratamos como uno más. También es verdad que unos tienen más afinidad con unos compañeros que con otros, en su caso él se lleva muy bien con los franceses. Con nosotros a veces toma mate, eso no quita que te lleves mejor o peor. El recibimiento es espectacular, a veces se malinterpretan las cosas. Tanto Leo (Messi) como yo como Geri (Piqué) mismo le dio la bienvenida un año antes, dijo que era un gran jugador y que era uno de los mejores del mundo”, sentenció.

“Lo que habla Geri a veces hay que tomarlo todo con pinzas. Tiene muchísima labia y mucha experiencia en hacer declaraciones. En este caso sabe y es consciente de que los jugadores estábamos totalmente por fuera en el caso de Ney. Estábamos dispuestos a darle la bienvenida, a él o a cualquier jugador que quiera venir, pero siempre ajenos al caso”, subrayó sobre la frustrada llegada de Neymar al Barcelona.

Respecto a su futuro, señaló: “Puede ser que nos quedemos a vivir en Barcelona, mi familia está muy feliz. Estamos encantados con Barcelona”. Y agregó: “Nunca se sabe qué puede suceder en el futuro. Hoy tengo contrato con el Barça y estoy muy feliz y muy contento. Eso sí, la MLS es un campeonato que atrae. Es una competición que viene creciendo muchísimo en los últimos años y fueron jugadores jóvenes en los dos últimos años, sobre todo sudamericanos”, indicó.

Por último, habló acerca de las competencias que disputa el Barcelona: “Somos conscientes de que cada temporada que empieza tenemos la posibilidad de ganar el triplete, pero no es nada fácil. El año pasado, por perder casi solo un partido en Liverpool, echamos toda la temporada por tierra porque solo ganamos la Liga. Si pasamos en Liverpool, seguramente ganamos la Copa y teníamos posibilidades en la final de Champions. Este año la ambición y las sensaciones son las mismas. Queremos ganarlo  todo. El Barcelona te lo exige y más con estos jugadores”, cerró.