Las fuertes inclemencias climáticas obligaron a suspender el amistoso pautado para este viernes entre Japón y Chile.

El encuentro se iba a disputar en la isla de Hokkaido, que quedó afectada tras un terremoto ocurrido en las últimas horas.

La selección chilena se vio sorprendida por el fuerte terremoto de 6,7 grados en la escala abierta de Richter que sacudió a las 3.08 hora local (18.08 GMT del miércoles) la ínsula, donde se encontraban para jugar el partido amistoso en el estadio Sapporo Dome.

La Federación de Fútbol nipona reiteró sus condolencias a las víctimas del temblor, que ha causado al menos siete muertos y varias personas desaparecidas.