Apenas 27 años tiene Emiliano Martínez pero jamás logró resaltar en los primeros planos, eso no quiere decir que su carrera esté acabada. Lleva una década en el Viejo Continente y experiencia le sobra para seguir soñando con representar a su país. Llegó como juvenil al Arsenal de Arsene Wenger y, dos lustros más tarde, está ante su primera posibilidad de pelear por estar entre los once. Nació en Mar del Plata y estuvo bajo las órdenes de Pepe Santoro en las inferiores de Independiente, a tal punto de ser convocado al Mundial Sub17 2009 y Sub20 2011.

“Mi objetivo es llegar a la Selección Argentina, las cualidades las tengo. Necesito solo un poco más de rodaje. Quiero sumar minutos, hacer una gran temporada, quedarme con el número 1 del Arsenal y tener chances de estar en el equipo que juegue la Copa América 2020. Sé que el entrenador de arqueros de la Selección me ha seguido la temporada pasada en el Reading y quiere que juegue. Por eso mismo, haciendo buenos partidos en mi club, que es uno de los mejores clubes del mundo, la posibilidad la voy a tener”, indicó esperanzado.

Todo indica que esta campaña, tras jugar a préstamo en el Reading y ayudarlo a quedarse en la Segunda División, podrá dar el salto definitivo que tanto ha esperado: “Tuve una gran temporada y tenía ofertas para irme del Arsenal. Yo quería jugar, iba a ser mi prioridad. Después de nueve años sin tanto ritmo quería irme. Pero me dieron la noticia de que iba a jugar más partidos y me decidí a quedarme para tratar de ser el número 1. Estoy muy preparado. Si yo no me creyera capaz de tomar ese puesto, no me hubiera quedado.”

¿Cuáles fueron las principales trabas para competir bajo los tres palos? “El año pasado Petr Cech arrancó de titular y Bernd Leno atajaba en las Copas. Pero este año arranca Leno de número 1 y yo jugando esas competiciones. Aunque todo puede cambiar, porque me dejaron en el club sabiendo que puedo ser el número 1. Ambos jugamos muy bien con los pies. Nuestro técnico (Unai Emery) les dice a todos que somos un jugador más y nos dijo que somos de los mejores arqueros que juegan con los pies que tuvo, que es algo muy importante para su sistema de juego. Él tiene más partidos profesionales que yo, pero en cualidades soy igual o mejor que él”, analizó en diálogo con el podcast Arsenal de América.

El gran desafío es recibir el llamado de Lionel Scaloni, que tiene entre sus prioridades a Franco Armani (32 años), Esteban Andrada (28 años) y Agustín Marchesín (31 años). Además, también contó con Paulo Gazzaniga, también de 27 años, quien es suplente del francés Hugo Lloris en el Tottenham. Pero el marplatense no se resigna: “Sé que si llego a la Selección, me voy a quedar”.