Los planteles viven los viajes por aire como algo natural, común, cotidiano, pero las tragedias que sucedieron en el último tiempo mantienen en vilo al mundo fútbol. Lejos de convertirse en una tragedia, por suerte, solamente tuvo lugar una turbulencia que causó nerviosismo en la delegación del Atlético de Madrid durante la última media hora de vuelo hacia Turín, ciudad en la que se enfrentarán a la Juventus por la vuelta de los octavos de final de la Champions League.

Los fuertes vientos se apoderaron de la zona pero la aeronave, que salió desde la ciudad española de Barajas, logró aterrizar gracias a la destreza del piloto que se ganó el aplauso de todos los tripulantes tras tocar las pistas del Turín – Caselle. Una vez que pasó el susto, todo siguió su curso en el Golden Palace, en donde permanecerán concentrados antes de dirigirse al Juventus Stadium para afrontar el partido de vuelta con una ventaja de 2-0 que consiguieron en el Wanda Metropolitano.

El “Colchonero” encara el partido decisivo de los Octavos de final con Antoine Griezmann, Ángel Correa y José María Giménez apercibidos de sanción, con lo que si ven una tarjeta se perderían la ida de cuartos en el caso de lograr la clasificación. Los tres futbolistas ya fueron amonestados en dos ocasiones en esta edición del máximo torneo continental. Filipe Luis es baja por una lesión muscular en el sóleo.