Para pasar el tiempo, uno de los recursos para los más futboleros es volver a ver partidos históricos que quedaron marcados por goles imposibles, resultados abultados o actuaciones destacadas. Teófilo Gutiérrez fue parte, hasta los Cuartos de final antes de la interrupción por la Copa América de Chile, del plantel de River que terminó levantando la Copa Libertadores 2015.

Como pieza vital de aquel plantel que comenzó la hegemonía del club con el actual cuerpo técnico a la cabeza, reveló qué choque le causa nostalgia repasar: su última función en el 3-0 contra Cruzeiro en Belo Horizonte. “Lo vi, lo disfruté, comencé a sudar de la alegría, de la emoción, un momento único”.

Al ser consultado por la posibilidad de tener un segundo ciclo bajo el ala del entrenador que lo llenó de confianza, la dejó picando consciente de los obstáculos. “Va a ser difícil porque Gallardo es muy estricto en su trabajo. Le gustan mucho los jugadores jóvenes, que puedan darle ese fútbol que necesita”, explicó.