Por el partido pendiente de la fecha 42, Chacarita venció por 2-1 a la Juve entrerriana con goles de sus máximas figuras: Rodrigo Salinas y Nicolás Oroz. En la segunda mitad, Alexis Blanco descontó de penal. En la siguiente fecha, Chaca visita a Chicago en Mataderos.

A Chacarita el sueño del ascenso a Primera no se lo quita nadie y para seguir prendido a la pelea debía completar los 75 minutos que la lluvia pospuso ante Juventud Unida de Gualeguaychú.

La particularidad del encuentro era que los tiempos se iban a dividir en un inicial de 38 y 37 de complemento para liquidar el faltante.

Si conseguía la victoria, El Funebrero superaría a Brown de Puerto Madryn en la tabla de posiciones por un punto.

Por su parte, el equipo de Entre Ríos salió motivado y apremiado por los promedios, ya que debe obtener 5 puntos de los proximos 9 si quiere mantener la categoría.

En los primeros minutos, los de Coyette intentaron asediar a su rival de varias maneras, pero La Juve entrerriana mostró una defensa férrea y un repliegue que se transformaba en muralla.

A los doce, Oroz tuvo la oportunidad de ser el héroe de la noche, con un preciso tiro libre que el arquero De León supo descolgar y enviar al córner.

Otra clara del equipo de San Martín llegó a los 19 minutos, con un pase al hueco de Oroz que dejó a Salinas totalmente habilitado, el goleador gambeteó al guardameta, pero se quedó sin ángulo de remate.

La polémica dijo presente a los 24, cuando Oroz desbordó por la izquierda, sacó el centro a pesar de que la pelota se había ido por línea de fondo, Salinas definió al gol, el árbitro omitió la sanción y todo Chacarita festejó un tanto de oro.

El 10 funebrero siguió haciendo de las suyas. A la media hora de juego y tras ensayar una pared, Oroz definió a colocar con mucha calidad y la pelota encontró el destino de la red para gritar el segundo gol.

En la segunda parte se intensificó la peor cara de Chaca. Los huecos entre la defensa y la mitad de cancha se hacían evidentes, a pesar que su rival no capitalizaba dicha dificultad.

A falta de diez para el cierre, González derribó a Renzo Tesuri en el área y Gastón Suárez ni dudó en cobrar penal. Alexis Blanco cambió la pena máxima por gol del descuento.

El Funebrero se hizo presa de la desesperación sobre el final del partido, regaló pelotas clave e hizo agua en todas sus filas.

El público explotó de alegría cuando el árbitro decretó el final del partido. Chacarita supera a Brown de Madryn y visitará en la próxima fecha a Nueva Chicago. Un clásico que tiene todo los matices para ser un partidazo. Después de todo ¿Quién le quita la ilusión al Funebrero?