La buena relación entre los clubes permitió que las charlas siguieran en buenos términos a pesar de la gran brecha entre el ofrecimiento y las exigencias. En lo que a las últimas horas respecta, el Neroazzurro fichó a Arturo Vidal, sin lugar bajo el ala de Ronald Koeman.

El siguiente capítulo incluye a Lautaro Martínez, objeto de deseo culé por el que Steve Zhang, propietario del elenco italiano, no aceptará una propuesta irrisoria. Según el diario “Sport”, la última jugada desde España consiste en dinero más los pases de Junior Firpo ó Luis Suárez.

Lo del uruguayo es imposible dado que vio frustrados sus intentos de llegar a Juventus, precisamente porque los plazos para obtener la ciudadanía italiana no colaboraban con el cierre del mercado de pases.

Hasta entonces, Inter se mantiene expectante y firme con los 111 millones de euros por el delantero bahiense de 23 años, pieza fundamental para Antonio Conte.