Mientras el presidente Mel Morris busca al reemplazante del histórico holandés, a las oficinas del club llegó una carta de un niño de 9 años con la intención de hacerse cargo del equipo.

“Me gustaría postularme para ser el nuevo técnico. Juego mucho al fútbol y soy muy bueno. También juego al FIFA 21 en modo mánager”, aseguró convincente Toby Hall, un joven de Hertfordshire y fanático de Derby County, que apenas acumula tres victorias, siete empates y cinco derrotas.

En cuanto al esquema táctico a implementar, también ofreció precisiones: 1-3-3-2-1 con nombres propios y roles en cada posición. Como si fuera poco, avisó que su abuela se encargaría de lavar la indumentaria del plantel tras los partidos.

Lo cierto es que es Wayne Rooney ocupará el puesto de manera interina hasta la llegada del nuevo DT, que tiene entre sus candidatos a John Terry, actualmente ayudante de campo de Aston Villa; y Eddie Howe, ex técnico de Bournemouth.

La leyenda de Manchester United arribó a la entidad a principios de 2020 como jugador – entrenador con un contrato por 18 meses, con opción a un año adicional, justo cuando terminó de jugar para D.C. United.