El informe económico 2013-2018 arrojó un dato revelador que tiene como protagonista a Víctor Blanco, presidente de la Academia. La intención es reestructurar al estadio Presidente Perón, agregar mayor capacidad y llegado el caso, modificar su nombre.
La primera etapa, que culminará en unos meses, consiste en un sellado para evitar filtraciones y un apuntalamiento de vigas ubicadas en el perímetro. Todo ello por un costo de 2 millones de dólares. El próximo paso será gestionar mejoras en el Palco Platea A, Platea B y el resto de las tribunas para pasar de 42.500 lugares a 50.000 disponibles. Ascensores y vestuarios actualizados, los otros objetivos.
Los 22 millones de dólares asegurarán que el plan esté finalizado en dos años, con la noticia de que ya se escrituraron los terrenos del Predio Tita Mattiussi. La frutilla del postre será un empresa japonesa que sería sponsor y propondría agregar su nombre al estadio, al mejor estilo europeo. La Copa América 2020 se acerca y Racing quiere prepararse como sede.